ENTRADA 7 VIERNES 23 DE OCTUBRE

Hoy cuando me he querido dar cuenta ya ha pasado esta semana. Hoy ha sido un día prácticamente dedicado a las matemáticas donde como siempre comienzan con juego libre pero luego hacemos una ronda rápida de subir y bajar en la escala con el objetivo, según me ha explicado el tutor, de facilitar la descomposición tanto ahora como luego en la resta. Cambiamos a más dinámico donde por turnos van diciendo el color correspondiente en la escala para que no sea todo monotonía (aunque sea lo mismo). El grupo que lo hiciera bien pasaba directamente a realizar equivalencias de todas las formas posibles.

Ya con la cámara web en funcionamiento yo sacaba a los alumnos que veía preparados (para no crear estrés) y a otros más inseguros a los que ayudaba algo. En esa actividad ellos ponían dos regletas y los demás tenían que buscar una única pieza equivalente. Esto supone el inicio de las sumas dobles y básicamente el algoritmo de la suma donde dos elementos componen uno. Todo ha sido democrático, los que habían hecho la composición elegía de entre los que levantaban la mano a alguno  para plantear otro ejercicio.

Para acabar con la sesión múltiple de matemáticas el alumnado pasó a hacer una ficha parecida a la de otros días. La ficha consistía en colocar las regletas en la cuadrícula que había, hacer el contorno de la figura con el lápiz, colorearla y con el bolígrafo (por el tema de ver fallos) escribir el valor numérico.

Cabe de decir que en general el día con las matemáticas ha sido muy productivo y los chicos y chicas en ningún momento se han aburrido, incluso la alumna nueva que avanza notablemente junto con un chico que no habla bien el idioma.Sin embargo, mi tutor sacó a tres niños fuera del aula porque no estaban hoy por la labor de hacer las cosas  a pesar de mis advertencias y las suyas. No me resultaría dañino, por decirlo de alguna forma, el hecho de sacarlos del aula para crear en ellos el deseo natural (no obligado por nosotros) de trabajar a partir de la envidia y demás si hubiesen sido 20 minutos, pero es que habrá sido como una hora o más. En este caso me planteo si hubiese sido correcto dejarlos entrar y obligarles llegado el caso a hacer la tarea (que no es ardua) o reestructurar la actividad  de otra forma para motivarles.

El resto del día lo he pasado con mi tutor dando clase de Educación Física realizando los mismos ejercicios en tercero que los días anteriores pero con la diferencia de que les hemos añadido otro juego que consiste en que la mitad de la clase se tumba y la otra mitad con los conos planos se disponen a lo largo de una línea para lanzarlos a sus compañeros, aquél grupo que logre dejar encima de los alumnos/as tumbados/as el mayor número de conos gana. Un juego simple pero que es muy efectivo a la hora de volver a la calma. Durante esas horas de especialidad a mi tutor se le ocurrió, mientras hablábamos del presupuesto asignado al departamento, hacer unas vallas con cartón. El caso es que las hemos visto en un catálogo y, sinceramente, es malgastar dinero con lo simple que son de hacer, por ello realicé un pequeño plano de cómo debería ser teniendo en cuenta de que si son muy rígidas al pisarlas sin querer quedarían destrozadas y si son lo contrario se desmontan solas.

Queremos sacarle todo el partido que podamos a eso, así que vamos a hacer que los niños sean los que decoren y monten las vallas para introducirles el tema transversal del reciclaje como haremos en los talleres de ciencias.

En resumen la semana ha estado cargada de proyectos futuros y no tan futuros que tenemos que ir concretando todos. Me gusta la forma de trabajar del centro porque todos acaban implicándose e incluso pensando en otras cosas que hacer, aunque es un poco agobiante a veces por el montón de asuntos sin resolver.

Hemos añadido otra lista más al torneo de fútbol para que se inscriban árbitros voluntarios con el objetivo de que se autogestionen en la medida de lo posible. Además de todo lo decorativo alrededor del torneo, se busca la funcionalidad y por ello el tablón de anuncios del centro servirá de soporte donde ver la tabla de posiciones, sanciones, horarios con sus posibles cambios o la foto de los semifinalistas.

El hecho de que todos los docentes y prácticos estemos entusiasmados y coordinandonos, hace que ese ambiente se contagie al alumnado que por lo general no suele ser muy problemático.

Veo claras diferencias entre este centro y el que estuve el año anterior. La necesidad económica (como cualquiera que no sea nuevo) del centro ha hecho que tengan que trabajar juntos e intentar sacar provecho de los materiales que hay, gracias a ello hace unos años les dieron un premio, fueron invitados a un evento de robótica en la Universidad de Málaga y están hermanados con un instituto para hacer colaboraciones juntos tanto en ciencia como en otros campos. Es una gran diferencia con el centro en el que estuve el año pasado porque era un centro nuevo que apenas arrancaba y tenía muy pocas clases en los antiguos ciclos superiores, eso hacía que el centro fuera incluso más tradicional en su enseñanza que este que es más antiguo, supongo que por estar empezando.

Durante las clases esta semana me he dado cuenta de que por ningún lado aparece educación plástica salvo en una hora los jueves. Aunque sea por ley y esté presente de forma transversal, todos sabemos que al final se trabaja muy poco lo que me parece terrible ya que para muchos niños/as es una vía de expresión de su estado de ánimo, una forma de saber lo que pasa a su alrededor. Nos ayuda a conocerlos/as más y a identificar posibles problemas.

Encima vemos en el horario dos horas de religión/alternativa porque hemos quitado una de educación artística (cualquiera de los campos). ¿En serio? En un Estado supuestamente laico la religión (sin ánimo de ofensa) no tendría que tener cabida en su educación, que después una familia quiera inculcar valores de una determinada doctrina me parece estupendo pero hay lugares para ello como son las iglesias, mezquitas y sinagogas por poner ejemplos y no en la escuela quitando horas al área que menos prestigio tiene porque la gente ve sólo manualidades donde, quizá, la docente o el docente esté tratando la lateralidad o la simetría tan importantes para el resto de asignaturas. Al menos si fuese religión de verdad donde se fuesen viendo todas y no sólo la católica estaría mucho mejor.

Por último, otra cosa que no me ha gustado ha sido la cantidad de horas que reciben las asignaturas troncales de Lenguaje y Matemáticas. Ahora con las sesiones de 45 minutos se agrava aún más, pongamos el ejemplo comparando Lenguaje y Ciencias Naturales: Lenguaje dispone de ocho sesiones de cuarenta y cinco minutos (seis horas) durante toda la semana mientras que naturales tiene tres sesiones ( dos horas y quince minutos). Por lo tanto vamos a tener un alumnado que va a saber mucho cómo escribir pero no va a saber de qué escribir, un desastre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s